9 thoughts on “El pequeño seductor

  1. Sr Bedoya , con todo respeto , creo q por mas q una pelicula sea un total esperpento no puede escribir un comentario(peor una critica¡¡¡) de una sola linea. No creo q haya ninguna pelicula que se merezca tal cosa. Esperemos q no abra una nueva corriente de microcriticas , seria lamentable en una pagina tan prestigiosa como la suya. yo creo q esta pelicula, q no dudo es un mamarracho , merecia aunq sea un parrafo por respeto a sus lectores.
    saludos.
    pd: nota aparte es lo curiosisimo q resulta el q comente con tantisima premura una pelicula como esta y otras muchisimo mas dignas de atencion como Gloria del Pacifico haya sido olimpicamente ignorada . es de verdad muy curioso en alguien q es un critico de primera linea.

  2. Profesor Bedoya, qué implica el subcine. ¿Encajaría dentro de esta concepción el cine de “ficheras” en México o el de John Waters en EEUU. o acso es sólo una caracterología propia del Perú?

  3. ¿Claro, pero como en “Asu Mare” y “A los 40″ sale Carlos Alcántara y un “elenco de lujo” se merecen todo un texto no?
    Respeto su trabajo pero no me parece la forma tratándose del mismo tipo de películas como las ya mencionadas y a las que si les dedicó un extenso análisis.

    • Con respecto a asu mare……no puedes comparar comparar un tetsimonio con tono comico.. con una pelicula ( mamarrachienta) en donde coo siempre el patan es el vivazo y mujeriego del siglo…ya pues!!!
      Con respecto a a los 40 … es una pelicula para canal barato

  4. Respondo a los tres comentarios anteriores.

    ¿A qué me refiero con subcine?

    No solo a una película que es nula en méritos expresivos. También, a un vídeo balbuceante, entrecortado y negligente, con problemas técnicos graves de sonido y edición.

    ¿Es una categoría peruana?
    No. Me temo que en todas partes se cuecen habas.

    El cine de “ficheras” mexicano tiene una gracia, una pasión y un sentido del desmadre o del descaro que resulta invalorable. Vea las películas de Juan Orol, o Víctimas del pecado, de Emilio Fernández.

    El de John Waters es un cine que cultiva el feísmo, lo grotesco y el delirio de modo consciente y con mucho talento.

    Vania me dice “elitista” por dedicarle más espacio a ¡Asu mare!

    En todo caso sería “populista” por prestar atención a una película que fue vista por más de tres millones de personas, sin contar TV y hasta YouTube.Y eso, en el panorama del cine peruano, es un fenómeno cultural.

    Pero hay una razón adicional: no la considero “infracine”, y creo que merece un análisis más largo y detallado al que hice en su momento, como el que saldrá publicado en un libro próximo.

    Con lo que le respondo a Piotr. Si usted sigue este blog con alguna regularidad se habrá dado cuenta que hace varios meses dejé de comentar películas peruanas. Antes lo hacía con puntualidad. Es más, creo haber escrito sobre el 90% de las películas peruanas estrenadas desde 1973. Los textos están en libros o diarios.

    El motivo de esa decisión es simple: hacia el mes de julio es probable que aparezca un libro que he escrito sobre el cine peruano realizado desde 1996 hasta hoy. Incluye películas que ya están terminadas y que recién veremos en 2015 y, tal vez, en 2016. Ahí aparecen tratadas las películas de ficción y las documentales; las que se ven en las salas y las que no se ven; las coproducidas y las autogestionadas.

    Por eso, decidí no publicar en el blog comentarios de las películas peruanas que aparecerán tratadas en el libro. Gloria del Pacífico aparece en el libro. En cambio, El pequeño seductor, no.

    Ricardo Bedoya

  5. Dos comentarios… Sobre la pelicula : UNA PORQUERIA
    Sobre su comentario : EXCELENTE

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*
*
Website