FIACID: La casa Emak Bakia

“La casa Emak Bakia” es la película más interesante, lograda y compleja que vi en la competencia internacional.

El documentalista Oskar Alegría parte a la búsqueda de la casa donde se rodó “Emak Bakia”, la pelìcula de Man Ray. En el camino, los personajes y las situaciones que va hallando resultan tanto o más fascinantes que el objetivo del viaje.

Se suceden los payasos fellinianos, los escritores vascos, una princesa rumana, un grupo de modelos francesas convocadas para un casting mediante volantes callejeros, un escritor de “polars” metafísicos residente en Francia y objeto de admiración de varias de esas modelos, un payaso que “resucita”. Y sobrevolando sobre todos esos personajes, el fantasma inspirador de Man Ray.

Honrando el díctum de Julio Cortázar de que “un encuentro casual es lo menos casual en nuestras vidas”, la película se encauza de modo riguroso por el camino señalado por las reglas del azar. Un azar que depara lo imprevisible y es, a la vez, capaz de crear orden y causalidad. Aunque el rigor de la construcción y el azar desestructurante resulten conceptos antagónicos, Alegría encuentra el modo de conciliarlos.

Y lo hace a fuerza de claridad expositiva; de la inclusión de impresiones, ideas y pensamientos que se inscriben sobre la pantalla convertida en bitácora; de testimonios casi siempre evocativos, y de reflexidad: la ruta seguida por la película no solo imita sigue la trayectoria de la liebre, sino que explica las variantes y desvíos señalados por el azar.

Ricardo Bedoya

3 thoughts on “FIACID: La casa Emak Bakia

  1. El director arma una ficción documentada a medida que va recogiendo datos inconexos encontrados de casualidad al recorrer el “camino de liebre” en su búsqueda de la casa Emak Bakia donde Man Ray rodó una película. En ese sentido la propuesta, al unir todas las historias, trasciende lo real y lo puramente temático que, a fuerza de imaginación, pretende colocarnos en un terreno surrealista o, si se quiere, dadaísta donde militaba Ran May; configurando un más que interesante proceso de reconstrucción.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*
*
Website