Festival de Cine de Lima 2016: Mimosas

“Mimosas”, del gallego Oliver Laxe, que pasa en la muestra de la Semana de la Crítica del Festival de Cannes, es una apasionante aventura por el desierto marroquí.  Mejor, son dos aventuras que se nutren mutuamente. Una tiene la envergadura del cuento ancestral y la nitidez de un acercamiento etnográfico. La otra, mucho más concreta y actual, presenta al guía que intenta el rescate de una caravana perdida.

Sin duda, la marcha por las montañas con el cuerpo del jeque a cuestas es fascinante. En la ruta se entremezclan las peripecias físicas, el esfuerzo humano, la extraordinaria presencia del paisaje, el registro documental, la vocación por dar cuenta de un mundo perdido, el debate religioso, la mirada respetuosa por la cultura originaria, el impulso místico, la contemplación de las figuras enfrentando el horizonte. La cámara registra rituales; se detiene para dar cuenta de la presencia de lo arcaico; se aleja de los personajes para marcar la escarpada topografía; describe rostros de dureza casi mineral; se afirma en la observación de los hechos mínimos, pero sin renunciar a la más auténtica vocación narrativa. No olvidemos que Laxe ha definido su película como un western.  

Sin apelar al didactismo, “Mimosas” narra la anécdota de la muerte del jeque y del viaje del cuerpo para convertirla, gracias a la fuerza épica del tratamiento visual, en materia prima de un mito y en el fermento de algún relato oral, de esos que trascienden el tiempo para convertirse en motivo de representaciones sin fin. Los espectadores somos testigos de la construcción de una verdadera narración legendaria. Como la que actualizan las imágenes de los taxis y autos modernos que corren por el desierto: ellas registran el encuentro de la modernidad con las viejas tradiciones de las que se alimenta.    

Recordemos que el rodaje de “Mimosas” dio origen a “The Sky Trembles and The Earth Is Afraid and the Two Eyes Are Not Brothers”, la película de Ben Rivers. Ver los dos filmes permite apreciar un atractivo ejercicio intertextual y un extraño juego especular. En ambas, la tradición dialoga con la modernidad experimental.

 

Ricardo Bedoya

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*
*
Website