Para buscar: Los tiempos felices llegarán pronto y El ornitólogo

“Los tiempos felices llegarán pronto” (“I tempi felici arriveranno presto”, en la foto), del italiano Alessandro Comodin, y “El ornitólogo”, del portugués João Pedro Rodrigues, son dos películas libres en su concepción y desarrollo, llenas de fantasía y de una gran belleza formal. De lo mejor del cine de 2016.

Ambas penetran hasta el corazón del bosque para encontrar ahí leyendas ancestrales e historias que no quieren morir. Ambas recusan las reglas de la estricta causalidad narrativa. Ambas transforman a sus personajes, convocan fantasmas, imaginan ritos nocturnos, aluden a la licantropía, apelan a un erotismo que equipara a los seres humanos con los animales, construyen sus relatos en torno de encuentros azarosos o situaciones fortuitas.

En “La vía Láctea” de Buñuel se encuentran los “Pajaritos y pajarracos” de Pasolini (referida en el plano final de “El ornitólogo”).   

Resultado de imagen para ornitólogo joao

Las dos películas (sobre todo “El ornitólogo”, en la foto de arriba) están tocadas por una curiosa espiritualidad, con alusiones a la trascendencia y la santidad (como en otro gran filme reciente, “El hijo de Joseph”, de Eugène Green), pero sin socavar un materialismo elemental que celebra la fuerza de las texturas, las atmósferas campestres y  el contacto de los cuerpos con la naturaleza.

Dos notables títulos para buscar.

Ricardo Bedoya     

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*
*
Website