Lima independiente 2018: La película infinita

“La película infinita”, del argentino Leandro Listorti, es un ejercicio de “found footage” (metraje encontrado), una fantasía sobre las películas argentinas que nunca veremos y una mirada sobre las diversas formas de producción y estilos de representación del cine argentino a través de los tiempos. El buceo por archivos en busca de fragmentos de películas inconclusas, escenas desechadas y pruebas de cámara da luga a este artefacto extraño, hecho de piezas disímiles, que van desde imágenes de Isabel Sarli, ese mito del cine del Plata, hasta escenas de películas de Nicolás Sarquis o Martín Rejtman, entre muchos otros.

Por un lado, esta película tiene algo de terminal y fúnebre. Algo de mausoleo o de panteón. Sabemos que esas películas nunca se proyectarán tal como fueron imaginadas. Ahora solo subsisten inacabadas, algunas sin sonido. Su resurrección es pasajera: da cuenta de un modo de hacer cine que está cambiando o cambió ya. Ni el soporte fotoquímico en que se registraron se mantiene. Son como fantasmas convocados en una sesión de espiritismo que tiene algo de juego curioso y fetichismo cinéfilo.

Pero, por otro lado, cada fragmento adquiere una significación nueva. Se relaciona con los que lo acompañan y se coteja con ellos. Entonces, podemos contrastar el estilo de esa actuación, ese modo de encuadrar o de iluminar, con el ofrecido por otro segmento, hecho en otro tiempo y en distintas condiciones. Y todos los fragmentos juntos conforman una idea del cine argentino que se vincula –o se distancia de modo radical- con el que conocemos en las últimas décadas.  “La película infinita” está conformada por muchos eslabones y el filme de Listorti es uno más de esa cadena sin fin que es el cine argentino y el cine en general.

 

Ricardo Bedoya

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*
*
Website