Festival de Cine de Lima: En tránsito

Francia ocupada por los nazis. El clima de peligro, opresión, clandestinidad y delaciones evoca los de algunas grandes películas ambientadas en esa época, como “El otro señor Klein”, de Losey, o “El ejército de las sombras”, de Jean-Pierre Melville. Pero aquí, las calles, los autos, los vestidos y el mobiliario remiten a la actualidad. El protagonista es un refugiado, como tantos en la Europa de hoy. Sin duda, es un desesperado. También un impostor que asume la identidad de otro.

El alemán Christian Petzold logra un thriller frío, cerebral, que solo deja pasar un aire de ternura cuando el romanticismo lo agrieta. Pero ese sentimiento también es fugaz. Es una ilusión o un simulacro como todo en este tránsito que conduce a una tierra de nadie.

De París a Marsella, teniendo como meta México. La ruta está señalada, pero para recorrerla se necesita la visa, ese documento de tránsito que maerca el destino de personajes que parecen sacados de una película de la Warner de los años de la Segunda Guerra. Y no precisamente de “Casablanca”, sino de sus prolongaciones más oscuras y enrevesadas, como “Pasaje a Marsella”, “La máscara de Dimitrios”, “Hotel Berlín” o “Conflict” (el personaje del director de orquesta de destino trágico evoca al Peter Lorre de algunos de estos filmes).

Pero a diferencia de las películas de Michael Curtiz o Curtis Bernhardt, glamorosas hasta en la descripción de la sordidez, Petzold apela al estilo congelado del Fritz Lang de la última etapa. Todo es abstracto aquí. Las escenografías naturales hacen las veces de prisiones, de espacios acotados, con límites infranqueables. Los recursos de la puesta en escena son mínimos, austeros; son solo los necesarios, los indispensables. Y el personaje central (Enrique Silva me decía que es una suerte de Joaquin Phoenix alemán) se sabe acorralado. El mundo como ratonera.

La mejor película proyectada en esta edición del Festival. Lástima que se haya programado una sola vez. Se impone una repetición.  

Ricardo Bedoya      

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*
*
Website