El pueblo tiene una sheriff

“La película Rosa Mística tiene nueva página web…” escribe Mónica Delgado en las redes sociales, acompañando una imagen de los comentarios sobre “Rosa mística” publicados por este blog. Y luego persiste diciendo otra sandez, de las tantas que profiere en los últimos tiempos: que en este blog estamos promocionando esa película.

¿Qué insinúa Delgado con sus comentarios publicados por las redes sociales? ¿Que Isaac León Frías y José Carlos Cabrejo han recibido dinero para escribir sobre “Rosa mística”? ¿Que yo como editor de este blog he cobrado para publicar los textos? ¿Que nos hemos convertido en publicistas asalariados de la película y de la empresa productora?

Viniendo de quién viene es posible que esa sea la necia insinuación. Sería muy coherente con el papel que Delgado ahora parece querer desempeñar con denuedo. Hasta hace poco solo se alucinaba una suerte de remedo de diva vanguardista y abanderada de cuanta moda estética o política se pusiera en cartel. Ahora funge de inflexible comisaria ética y estética. Dictamina quién tiene idoneidad para juzgar una película experimental, quien es competente para ser jurado en un concurso, o qué es lo que tiene que decirse en un comentario cinematográfico (lo que le guste a ella, claro).

Dentro de muy poco, al paso que vamos, los que pretendan participar en un jurado o firmar una crítica de cine deberán recabar un certificado de buenas costumbres expedido por Delgado, la auto designada sheriff del pueblo.

Pero los colaboradores de Páginas del diario de Satán no necesitan de constancias de ningún tipo y menos si están expedidas por el despacho de la comisaria. Ellos pueden escribir de lo que deseen, incluyendo nuevos artículos sobre “Rosa mística” si es que tienen algo nuevo que decir.

Y, por supuesto, escribir sobre todos los tipos de cine, porque en este blog no existen más diferencias entre las películas que las establecidas por su calidad.

Aquí ni se cultiva el esnobismo excluyente, ni se escribe para los “felices pocos” que intercambian links de los títulos más chic y “ya no ya”, ni se vive en el espejismo de las burbujas festivaleras.

De ahora en adelante no pienso responder más a Delgado. Y no voy a darle el gusto de alimentar la notoriedad que busca con enfermizo afán. Para eso ya tiene un alicaído regimiento de comparsas. 

Y que me disculpen los lectores por este arranque de mal humor, pero me irritan las poses de los que buscan figuretear a cualquier precio.

Y luego de esto, seguiremos hablando de cine. De todo el cine.

Ricardo Bedoya

 

22 thoughts on “El pueblo tiene una sheriff

  1. Hola Ricardo.

    Estuve esperando varias horas para ver si retirabas este post del blog, con la esperanza que que encontraras un poco de sentido común ante algunas declaraciones poco afortunadas que puedo leer aquí. Sin embargo, veo con pena que esto no es así, lo que me obliga a comentar al respecto, debido a que algunas de las cosas que dices nos tocan tangencialmente.

    Quiero partir mencionando que todo lo que le he tenido que decir a Mónica en su momento lo he hecho en persona y ella sabe ya mi posición con respecto a algunas cosas que ha estado haciendo en los últimos días, a mi parecer, desaciertos. Y ya que esto es un tema personal entre dos personas que no solo comparten una amistad, sino que también dirigen una misma publicación, voy a eximirme de realizar cualquier otro comentario.

    Me parece un poco mezquino de tu parte que digas que de nuestro lado se cultiva un “esnobismo excluyente” , o que escribimos para los “felices pocos que intercambian links ya no ya”. Entiendo que lo hayas hecho en un momento de enojo, pero eso desmerece un trabajo que yo, mi equipo y también Mónica realizamos todo el tiempo con miras a abrir el campo del cine experimental e independiente, no solo para este país (las cifras siempre nos han dicho que nos leen de lejos más afuera) sino para quien quiera leernos alrededor del mundo. Por ello mi insistencia en hacer la publicación bilingue desde un primer momento.

    Trabajar en el “espejismo de las burbujas festivaleras” como tu mencionas con sorna, nos ha permitido mantener un diálogo con autores, nuevos cineastas, programadores y todo tipo de personas maravillosas que nos han prestado su tiempo y sus palabras, amén de las más de 50 entrevistas que tenemos publicadas en el blog y del media partnership que hemos tenido como festivales como Curtocircuito y el S(8). Pero más que ello, nos ha puesto en el mapa de la escena de crítica internacional, no porque solo tengamos “los links del momento” (screeners que los festivales nos brindan con mucha amabilidad) sino porque cubrimos presencial y virtulamente más de 20 festivales de cine al año. Desistfilm no somos solo Mónica y yo, es un equipo de 7 redactores y más de 50 colaboradores alrededor del globo. Y no nos leen aquellos “felices pocos” que tienen “links”. Cuando desees te puedo enviar un reporte de visitas y permanencia diaria del site, si sirve ello para despejar tus prejuicios.

    Habiendo aclarado esto, deseo también referirme a las palabras poco felices que utilizas para con Mónica. Creo que más allá de lo que haya hecho o dejado de hacer ella, considero que cuando una persona de tu estatura y trayectoria utiliza palabras como “balbuceantes insinuaciones y alusiones (…) tan balbuceantes como suelen ser sus intervenciones personales)” desmerece el intercambio y reemplaza las ideas por insultos. E insultar a un colega es algo bajo. Yo no avalo que Mónica en su momento haya exagerado con el tema de la “censura”, en un post anterior, pero decir que ella insinúe cualquier cosa con el tema de Rosa Mística (y hablemos con sinceridad, tres posts sobre una película mediocre como esa en tu blog es algo, por decirlo menos, extraño, especialmente conociendo la amistad que tu y Chacho tienen con Tamayo) y que te haya acusado de “cobrar” por tus reseñas, es desmedido. Yo conozco a José Carlos, mi amigo, a quién también está salpicando este tema, y se que quería hablar sobre la película. Y ver que tú y Chacho lo hagan, tampoco me parece anormal, ya que como te mencioné, son allegados a Tamayo y en mi OPINIÓN MUY PERSONAL, creo que son bastante sosegados al hablar de sus filmes, pero ya, el interés está ahí.

    Veo que estás bastante alterado con el tema del figuretismo, pero quiero intentar ser claro en otra cosa que también me molesta. NADIE está hablando de los temas de DAFO y Promperú en redes, solo la ” diva vanguardista y abanderada de cuanta moda estética o política se pusiera en cartel”. Y es frustrante que, habiendo una comunidad de crítica de cine en este país, y sabiendo las irregularidades y barbaridades que otros gremios cometen constantemente contra el correcto desarrollo de la disciplina en el país, se les apañe o simplemente se opte por no tener una postura política, clara, combativa, de vigilia y comentario para todo lo que sucede por aquí. Tu dices que el pueblo tiene una sheriff, y puede ser, porque del otro lado del pueblo veo una complacencia e indiferencia terrible. Pero, acompañando a esta “comisaria ética”, estamos empezando a trabajar un grupo de 30 personas dedicadas a la investigación y la crítica, para empezar a demandar cambios y renovar el sistema. Ya que nadie más lo va a hacer, claramente.

    Saludo tu desición de seguir hablando de “todo el cine”. Pero lamento que no puedas elevarte a un nivel distinto cuando hay gente que te menciona y tomar el “high road” como se dice. No olvides que muchos renunciamos a FIPRESCI Perú cuando Mario Castro hizo algo parecido contigo, una mezquindad terrible. En ese momento fuimos solidarios contigo y lo seremos con cualquiera que reciba este trato. Yo me solidarizo con Mónica, a pesar de no estar de acuerdo con su accionar, frente a estos calificativos que considero te desmerecen.

    Saludos cordiales. J.

  2. Hola, José

    Hay varias cosas que decir sobre tu comentario.

    En primer lugar, no veo la causa para retirar el post. Mónica Delgado se ha acostumbrado a disparar por aquí y por allá contra todos los que no comulguen con sus gustos, ideas o prejuicios. Si alguien se lo reprocha, ella sonríe y lo toma a la broma. Cree que todo lo que hace es muy gracioso. Tampoco atiende los reclamos o consejos de sus amigos, como tú. Dices que le haces ver sus desaciertos. Parece que te fatigas sin resultados. Seguro tendrás que seguir saliendo en su defensa, sea para interpretar lo que dice o para amortiguar sus diarios desatinos. Te deseo éxito en esa labor poco envidiable.

    Sobre Desistfilm. No la mencioné porque no me refería a ella precisamente. Estimo su interés en el cine experimental y de vanguardia. No le escatimo ningún mérito, pero te confieso que no la puedo seguir con regularidad. Y no porque no me interese en los asuntos que trata. Todo lo contrario. Me interesan mucho, pero la mayoría de ellos me resultan remotos, casi inaccesibles. Soy muy voraz viendo películas y no hago distinciones entre ellas. Trato de conseguir todo aquello que desconozco, pero aún así me da la impresión que para conocer algunas de las películas de las que hablan es preciso afiliarse en alguna logia. Te agradezco el ofrecimiento de enviarme el reporte de visitas al sitio, pero

    No cuestiono la orientación de la revista ni el campo del cine que han decidido cubrir. Ni su voluntad de dialogar con cineastas y públicos extranjeros. Ese no es el asunto. Cuando me refiero a las revistas -y no solo a Desistfilm- que viven en la ilusión de las burbujas festivaleras y del intercambio de links de screeners, pienso en todo lo que se excluye de ellas, en todo el cine que queda fuera, en todo lo que se decide no tratar.

    Sin duda vemos el cine de manera distinta. Tengo una visión inclusiva. No hago distinciones entre una película experimental y una narrativa o clásica. Ambas pueden ser formidables o lamentables. Pero de todas es preciso hablar. Esa es la línea de la crítica que me interesa y así son los sitios de internet y las revistas de cine que de verdad cuentan.

    ¿Dices que insulto a Mónica Delgado? ¿No es ella la que nos insulta a nosotros? ¿Quieres que deje pasar sus insinuaciones? No lo voy a hacer.

    Primero me llamó censor. Ahora, nos llama publicistas de una película. Eso quiere decir que Isaac, José Carlos y yo hemos sido rentados y nos hemos puesto de acuerdo para levantar la imagen de la película. Y me extraña que tú, José, parezcas compartir la estúpida insinuación al decir que Isaac y yo somos amigos de Tamayo.

    No sé qué tendrá que tendrá que decir Isaac sobre eso, pero yo te digo algo muy simple: lo conozco a Tamayo desde hace casi cuarenta años y mi relación con él siempre ha sido cordial, tanto en la época que compartimos en Hablemos de cine como en el trato que mantenemos eventualmente al ser profesores de la misma universidad. Pero eso nunca fue obstáculo para decir lo que pienso de sus películas. Está escrito y publicado. Y salvo en el caso de El bien esquivo y Mercadotecnia -que me parecen sis mejores películas-, nunca fue favorable. Es más, en este mismo sitio se puede encontrar una polémica que mantuve con él sobre Una sombra al frente. Búscala en Google y la podrás leer. Mi opinión sobre sus películas también está publicada en el libro “El cine peruano en tiempos digitales.”

    Pero no quiero justificar mis opiniones.

    Se ha convertido en cosa usual el atribuir comportamientos turbios al que no está de acuerdo con la opinión propia. Eso es lo que hace Delgado. Contra eso reacciono.

    ¿Qué impide publicar tres, cinco o diez artículos sobre una película? ¿Eso te convierte en publicista? ¿Si una película de Eastwood o de Lynch o de quién sea me resulta atractiva o interesante y publico varios artículos sobre ella, eso me convierte en agente publicitario de Warner o Netflix?

    El problema está en que se trata de una película peruana y hay algunos que se sienten con el derecho de normar lo que el cine peruano debe ser. ¡Y ay del que disienta! Se convierte en un impuro, en un vendido.

    No me sorprende que digas que te parece extraño que se publiquen tres posts sobre Rosa mística. Claro, si Desistfilm casi nunca habla del cine peruano. Seguro dirás que no está en el campo de sus preocupaciones o de sus especialidades o que el público internacional y los programadores de festivales no estarán interesados en el tema. Seguramente es así. El hecho mondo y lirondo es que el debate sobre el cine peruano no alcanza a las páginas de Desistfilm. Ojalá que el resultado del trabajo de investigación y crítica de esas 30 personas que se aprestan a trabajar en el tema sean publicados pronto ahí.

    Que Delgado es la única que habla de los problemas de DAFO y del cine peruano. Por favor, José, sería conveniente que te documentes un poco sobre el tema. Revisa los artículos publicados en Páginas del diario de Satán por Emilio Bustamante -y otros autores- sobre los concursos de DAFO, entre otros asuntos.

    Por último, me hablas de solidaridades pasadas. Hay que agradecerlas y recordarlas, pero eso no significa ser pasivo frente a las ofensas.

    Ricardo Bedoya

  3. “…(y hablemos con sinceridad, tres posts sobre una película mediocre como esa en tu blog es algo, por decirlo menos, extraño, especialmente conociendo la amistad que tu y Chacho tienen con Tamayo)”

    Solo esto ya descalifica cualquier tipo de entendimiento con este señor Sarmiento. ¿O sea porque a él una película le parece mediocre al resto del mundo también se lo debe parecer? ¿No sabe que existe algo llamado “libertad de opinión”? ¿Nunca escuchó hablar de la tolerancia? Que pobre diablo.

    • Bajo el anonimato uno puede despacharse a sus anchas en estos actos de cobardía. Con nombre y apellido, no?

      • ¿A entonces tú has visto la película? ¿Donde está tu crítica? ¿En consiste esta? ¿Por que es mediocre? ¿Si yo te pregunto algo muy puntual de ella me lo responderías en el acto?

      • Como te dije anteriormente, mi nombre es Carlos Orellana. No me conoces de nada ni yo a tí; pero claro si no respetas opiniones diferentes a la tuya; menos la de desconocidos, ¿verdad?

          • No leo haberte pedido respeto en ningún momento (ni tendría porque hacerlo). Si leyeras con atención, podrías ver que me refería a tu afirmación: “…(y hablemos con sinceridad, tres posts sobre una película mediocre como esa en tu blog es algo, por decirlo menos, extraño, especialmente conociendo la amistad que tu y Chacho tienen con Tamayo)”, descalificando cualquier opinión que no esté alineada con la tuya. Si a Ricardo le parece o no una película mediocre es cuestión suya; pero es su opinión y tan válida como la de cualquiera. Saludos.

  4. Hola Ricardo,

    Agradezco que me respondas en un tono más conciliatorio pero considero necesario seguir realizando algunas anotaciones con respecto a lo que me respondes.

    Yo no soy el escudero de Mónica, Ricardo. Cuando he salido publicamente a defenderla es por conviccción propia de lo que me parece es un trato injusto. Comprendo que tu no lo entiendas de esa forma, pero es así. Y de nuevo, tanto a ella, como a ti, como a cualquier persona que me merezca respeto, voy a decirles las cosas en la cara, con nombre y apellido. Yo tengo harta paciencia para con estas cosas, recuerdo los episodios Castro Cobos / Chacho / Godard / Tu y la verdad que ese nivel de “intercambio” es algo que no deseo repetir ni recordar.

    No creo que haya sido necesario que menciones el nombre “Desistfilm” para que quede claro que tangencialmente te referías a nuestra publicación. Quiero refutar lo que mencionas con respecto a que “somos parte de una logia”. En Lima Independiente, Transcinema, MUTA, se han pasado muchos de los cortos experimentales de los que hablamos, y se seguirá haciendo. MUBI.com tiene una programación interesante también de cine experimental. Festival Scope, de igual forma. Tu que eres un consumidor ávido, puedes acceder a todo esto que te menciono con facilidad. Y si, tenemos un nicho, hablamos de festivales pequeños, festivales que se organizan con poca plata. Y también viajamos, cuando es posible, a Berlin, Cannes, Rotterdam, hablando de películas que en su mayoría terminarán acá, muchas en la Semana del Cine de Lima, también.

    Que tu tengas una visión inclusiva no implica que nosotros no la tengamos. Todas las semanas nos juntamos entre amigos a ver Giallo, Hammer, ciencia ficción, cine trash, western. Amamos el cine, me atrevería a decirlo, igual que tú, pero decidimos enfocar nuestros esfuerzos en un tipo de cine en particular. Coincidirás conmigo que para el resto de cine que existe hay muchísimas publicaciones, ni mencionar el cine de cartelera que se cubre en todos lados. Si tu deseas abaracarlo todo, estás en tu derecho y saludo tu esfuerzo. Y de pasada, acoto que si, hablamos de cine peruano, cuando consideramos relevante para nuestros lectores de aquí y afuera. Si ingresas al blog de nuestro site (el que dedicamos a articulos de opinión en general), podrás encontrar sendos artículos, no solo de filmes, sino también de problemáticas locales, exclusivamente problemas sobre el cine peruano. Hay varios artículos míos y de Mónica al respecto. Y en nuestro site hay toda una categoría de cine peruano: http://desistfilm.com/category/cine-peruano/ donde hemos dedicado casi 30 posts al cine peruano, sus autores y sus películas. El que afirma que nosotros no hablamos de cine peruano, es porque no nos lee. Así de sencillo. También escribimos sobre tu libro: http://desistfilm.com/el-cine-peruano-en-tiempos-digitales/

    Pero basta con esto. Quiero ir al punto y tener que dejar de defender mi publicación. Tu puedes hacer 10 artículos sobre Rosa Mística, nadie te lo impide, y Mónica ha ironizado al respecto en su página personal (de manera correcta o incorrecta de acuerdo a la valoración personal de cada uno). Quiero apelar a tu inteligencia cuando te digo que la insinuación y el insulto son cosas categóricamente distintas. Decirle a alguien “balbuceante” (que es un término lamentable) frente a las insinuaciones que tu consideras son acusaciones de manejos “turbios” son dos niveles distintos. Que Mónica haya podido hacer a, b o c, con respecto a lo que publicas en tu blog no se equipara con el tono con el que has respondido. Tu eres un hombre inteligente, has podido rechazar las insinuaciones de cualquier persona de una manera menos virulenta y por cierto, menos ofensiva. Nadie te dice, ni te reclama que dejes pasar algo, eso está completamente dentro de tu criterio.

    He leído, con mucho interés, y hace mucho tiempo la polémica que tuvieron con Tamayo. Recalqué en el post anterior que EN MI OPINIÓN ustedes son más amables cuando se trata de ciertos filmes que con otros. A veces eres categórico en un párrafo sobre filmes que yo considero merecen mucho más debate y a veces le dedicas tres posts seguidos a un filme que, de nuevo, EN MI OPINIÓN no debería despertar mayor interés, peruano o no. Pero yo no soy nadie para venir a decirte que publicar ni como hacer tu trabajo. Mencioné que tu y Chacho son amigos de Tamayo no como una insinuación de “ah, porque es tu pata no rajas” sino porque a pesar de estar o no de acuerdo con lo que hace el, lo hacen con una consideración que otros filmes o directores no les merecen. Y luego, eso tampoco tiene nada de malo, ¿no?. Pero dejar claras las cosas es imperativo.

    Agradezco la invitación a revisar tu blog para encontrar los artículos de Emilio, que es una persona que admiro y respeto y fue uno de mis mentores cuando recién se me ocurría escribir sobre cine. Lo hare con todo gusto.

    Nadie reclama ser pasivo ante las ofensas. Pero ser más ofensivo ante ellas desmerece el díalogo. Podemos estar en desacuerdo en mucho, pero quiero pensar que coincidimos cuando digo que debemos mantener el nivel del diálogo, incluso cuando otras personas no tienen esa cortesía con nosotros.

    Saludos cordiales.

    • No entiendo: ¿Mónica es incapaz de defenderse o responder sola? ¿No vivimos una época en la que, por fin, se está reconfigurando el rol tradicionalmente asociado a la mujer? Sin embargo, aquí tenemos a un señor que tiene que salir de escudero (aunque digas que no lo eres, tienes toda la actitud) como paladín de la pobre dama ofendida. Ricardo no está buscando ningún tipo de discusión o pelea: es Mónica con su constante actitud altanera y malcriada y su pose de “tiro-la-piedra-y-escondo-la-mano” la que le cuesta este tipo de aclaraciones vehementes y la inquina general. Saludos.

      Carlos Orellana
      (para que no vuelvas a preguntarme por enésima vez mi nombre, como si ese fuera una especie de cuestionamiento sólido para no opinar)

  5. Probablemente sería divertido, pero lamento decirte que no lo soy. ¿En serio crees que a un fujimorista le interesa el cine?

    Saludos,

    (No ese) Carlos Orellana

    • Lo siento, pensé q eras un ridículo fujimorista, pero resulto que eras independiente. Saludos.

      • En realidad todos deberíamos ser independientes, aunque por el tono de tu mensaje, me parece que no es tu caso. Lo siento por tí. Saludos.

  6. Buen dia.
    Es penoso que esten teniendo este tipo de desencuentros. Que esten reclamandose por qué escriben del cine que «escriben» ( valga la redundancia). Y sobre todo faltandose el respeto.
    Pienso que cada quien es libre de tocar los temas que quire. si a uno le interesa el «cine experimental» ,genial, a buena hora, y si al otro le interesa tocar «todo tipo de cine», tambien genial.Todo sea por amor al cine y contribuir con su desarrollo. No veo la necesidad de estar justificando su trabajo y ver quien habla mas sobre «cine peruano», quien va a mas «festivales», quien ve los títulos «mas chic»,etc.
    Respecto a Monica y Ricardo, espero que puedan solucionar sus diferencias, creo que las redes y el medio virtual ,les esta jugando una mala pasada.
    Saludos
    Marlene

  7. Rescato la participación bastante activa de Mónica Delgado por medio del Twitter y blogs pues creo que la labor en cuestión necesita encontrar espacios de difusión alternativos. Sin embargo, no siempre comparto sus opiniones e intervenciones, como por ejemplo cuando desmerece o ironiza sobre críticas que comparten apreciaciones distantes a la suya. En este caso he visto un artículo en este blog que discrepa con la crítica de Delgado con argumentos que considero sólidos. Por el otro lado, Delgado, en vez de responder de la misma manera alturada, alude a insinuaciones bastante irrespetuosas que esconden una actitud soberbia, narcisista y de mucho miedo a un debate serio (tal vez por la falta de argumentos).

  8. Pregunto ¿Qué hace afirmar a Sarmiento, en un extenso y agotador comentario, una defensa ultracerrada a Mónica de “acusar ” a Bedoya de elaborar una web propagandística de una buena película peruana? ¿Es envidia “intelectual” por el nivel de información y racionalidad crítica que tiene Ricardo ?¿Aflora una motivación turbia de celos atacando al otro por no compartir su criterio y el de Mónica ?¿Puede explicarse que una crítica,adicione también, una buena dosis de argumentos absurdos en contra de los que piensan distinto con mayor consistencia analítica ?
    La intolerancia y el sectarismo, con el disfraz de innovadores parámetros críticos,creo, invalida una apreciación lúcida de una película.

    • Lo que ocurre Emilio es que, como a ellos no les parece que “Rosa mística” es una “buena película peruana” entonces tú estás mal y es su deber “iluminarte”. Típica actitud de personas intolerantes y prejuiciosas. Saludos.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*
*
Website