BAFICI 2013

 

El BAFICI (Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente) estrenó este año nueva casa. Se trasladó de las salas del Centro Comercial Abasto a las del Village Recoleta, salas de multicines que no suelen exhibir las películas que muestra el BAFICI, pero que son las únicas que ofrecen la posibilidad de reunir en un espacio único diez o doce pantallas de exhibición.

Más allá del debate sobre la sede del Festival en una zona exclusiva de Buenos Aires, se puede decir que en esta ocasión se sintió mucho menos, o no se sintió, la tensión en las salas del complejo Hoyts del Abasto entre los responsables del Festival (y muchos asistentes al mismo) y los funcionarios y empleados de las salas.

 De cualquier modo, y aunque esto no tenga solución a corto plazo, no puede soslayarse la contradicción entre la razón de ser de un festival como el BAFICI (rescatar y dar a conocer el cine independiente y/o marginal que se hace en el mundo) y la naturaleza de las salas dedicadas mayormente a la difusión del material del mainstream fílmico.

Dejando de lado esa contradicción, el saldo que ofrece la edición número quince del Festival es ampliamente satisfactorio, pese a que, al menos en las competencias, y sobre todo en la internacional, el nivel promedio de los films estuvo ligeramente por debajo de años anteriores.

No es, necesariamente, una falencia de los programadores, sino que puede derivar de factores aleatorios, pues los niveles de calidad fílmica no son estables como los de los productos industriales (que tampoco lo son del todo, pero al menos tienen otros rangos de uso y aplicaciones) y hay años en que se pueden advertir “olas creativas” más acusadas que en otros.

Por otra parte, la enorme cantidad de festivales con secciones competitivas (aunque no siempre de carácter exclusivo) hace cada vez más difícil la elección de títulos que prefieren apuntar a festivales con mayores pergaminos y con mercados de comercialización mejor implementados.

La nueva dirección a cargo de Marcelo Panozzo, sin alterar el carácter especializado del festival, hizo algunas modificaciones, reduciendo el volumen de secciones con pocos títulos y aumentó la cantidad de películas en la sección Panorama (títulos premiados en otros festivales o de especial interés) y reforzó las retrospectivas, este año dedicadas al brasileño Julio Bressane, al coreno Hong Sangsoo y al argentino Adolfo Aristarain.

Entre las películas de la competencia oficial que ganó la británica “Berberian Sound Studio”, de Peter Strickland, ninguna, en mi opinión, sobresalió nítidamente, pero yo destacaría por encima de la favorecida, varias otras: la chilena “Yo soy mejor que vos”, de Che Sandoval, las norteamericanas “Exit Elena”, de Nathan Silver, y “I used to  be dark”, de Matt Porterfield, la francesa “Ma belle gosse”, de Shalimar Preuss, la japonesa “El pueblo de las ballenas”, de Keijo Tsuruoka y la italiana “Su Re”, de Giovanni Columbu.

 

En la competencia argentina, tanto “La Paz”, de Santiago Loza, como “P3nd3jo5″ (“Pendejos”, foto de arriba), de Raúl Perrone, fueron no sólo las premiadas, sino las de mayor interés y valía. “La Paz”, con seguridad, se verá en el Festival de Lima y la cinta de Perrone, muy radical en una propuesta expresiva que desborda los límites de lo narrativo (un poco a la manera de la música serial), puede ser presentado en algún otro de los festivales locales.

Será materia de otro texto reflexionar sobre el sentido de los festivales en un contexto cada vez más condicionado por las políticas que imponen las grandes compañías y las multisalas por un lado, y la diversidad de formas de reproducir las películas en el espacio casero, por otro. Sin embargo, no cabe duda de que un festival como el BAFICI (y muchos otros, aunque no todos) sigue siendo una forma de resistencia contra la hegemonía cultural de las transnacionales del cine y un modo de llamar la atención sobre obras y autores que podrían pasar inadvertidos.

 Isaac León Frías

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*
*
Website